SEDE JUBILAR

SEDE JUBILAR

El culto y devoción a la Vera Cruz de Caravaca durante más de siete siglos ha sido reconocido por la Santa Sede a través de diversos privilegios e indulgencias papales al Santuario y a la Cofradía de la Vera Cruz. El día 9 de enero de 1998 Su Santidad Juan Pablo II hizo concesión de un Año Jubilar, cada siete años, perpetuamente, al Santuario  de la Vera Cruz de Caravaca, comenzando desde el 2003, con la concesión de Indulgencias Plenarias a los fieles que visiten dicho Santuario durante ciertos días y devotamente participen en las celebraciones litúrgicas.

(Texto D. Gregorio Sánchez Romero)